Soledad Deza: “Sobre los silencios es que se tejen las peores historias”

La abogada feminista se refirió al proyecto archivado que prohibía aborto en casos de violación, violentando la ILE. Además, se refirió al contexto del movimiento de mujeres y la importancia de la implementación de la educación sexual integral.

Con la firma de 29 legisladoras y legisladores provinciales, se presentó un proyecto en Tucumán para prohibir el aborto en casos de violación, contra la disposición que data de 1921. Luego del giro de la iniciativa a las comisiones de Familia y Mujer, dos dictámenes negativos terminaron archivando la propuesta que contaba con mayoría legislativa. La abogada feminista y presidenta de la fundación Mujeres x Mujeres, Soledad Deza, se refirió al proyecto, al escenario luego de la media sanción de despenalización y legalización del aborto y a la relevancia de la ESI en las escuelas.

“Se reunieron esta mañana, de forma intempestiva citaron la comisión de Familia y la comisión de la Mujer e hicieron un dictamen cada una y en nuestra organización constitucional cuando hay dos dictámenes de rechazo el proyecto se archiva inmediatamente”, explicó la Deza, en diálogo con Agenda de Radio, el programa que se emite de lunes a viernes, de 16 a 18 hs, en FM De la Plaza 94.7.

“Estamos en estado de alerta y movilización, porque 29 firmas no se arrepienten tan rápido. Me parece que lo que suscitó este cambio, este viraje en el trayecto de esta iniciativa, fue la reacción popular, no solamente circunscrita al movimiento de mujeres y los feminismos, sino salieron organismos de derechos humanos, constitucionalistas y se nacionalizó el repudio”, detalló sobre el intento de una parte importante de la legislatura provincial y la reacción colectiva. “Pero las firmas estaban”, lamentó.

Deza relató que “de avanzar, con las firmas que tenía, avanzaba, porque nosotros tenemos una legislatura con 47 legisladores. Entonces, la mayoría estaba. Luego íbamos a tener que judicializarlo”.

“El mensaje político si se aprobaba, o solo con la iniciativa, ya era tremendo porque es un mensaje que nuestros derechos están asediados”, reflexionó la abogada feminista. “Creo que tiene que ver con un envión político después del 8A, porque así como el movimiento de mujeres salió fortalecido, los sectores fundamentalistas también se organizaron”, profundizó. Además, describió que no piensan solamente en que no se garantice la legalización del aborto sino que van contra la ESI e intentan seguir avanzando.

Pioneros en antiderechos

“La Gaceta históricamente se alineó con los sectores antiderechos”, calificó Deza sobre el diario masivo de Tucumán, que afirmó que de aprobarse la provincia sería pionera en el tema.”Creo que ese tono que para ellos era un guiño con los sectores conservadores les terminó jugando en contra. Porque ser pionero tiene una connotación positiva, pero ser pionero en impedir un derecho o en intentar hacerlo es bastante recalcitrante. Creo que por hacer una gauchada, les terminó jugando en contra”, conceptualizó la presidenta de la fundación Mujeres x Mujeres.

“La media sanción me parece que nos fortaleció a nosotras, al movimiento de mujeres, que continuamos en la misma tónica que venimos desde hace años”, analizó en declaraciones a Agenda de Radio“Creo que también esa media sanción recrudeció a los sectores conservadores, porque no se lo esperaban. Entonces, nosotros vimos en el segundo trayecto del debate de legalización un lobby abierto de las jerarquías eclesiásticas que no se vio en Diputados”, aseguró. “Y ahí también quedó al descubierto que el Senado es la parte feudal de nuestro poder legislativo, la vieja política, la parte fea, la política que no queremos”, argumentó.

Relató que fue “esa misma cosa envalentonada que les quedó a los sectores conservadores después del 8A lo que hizo” que piensen que luego de impedir que se legalice el aborto era el turno de ir por más. “Entonces se enfocaron en la ideología de género, que es una estrategia política que viene desde la década de los noventa, que se inició en Estados Unidos y luego se extendió en la región”, señaló Deza. “En nuestro país lo usaron por ejemplo el Portal de Belén, en Córdoba, para judicializar casos de anticoncepción hormonal de emergencia. Es un movimiento en la región, que se enfoca principalmente en la ESI. Es lo que estamos viendo ahora con el “Con mis hijos no te metas”. Trastocan políticamente apropiándose de discursos de derecha. La posición ideológica y religiosa la traducen en términos de derechos como responsabilidad parental versus los derechos de niñas, niños y adolescentes a recibir educación sexual integral”, describió.

Expresó que lo mismo ocurrió “con las políticas anticoncepción, por ejemplo en Tucumán, que es la única provincia argentina que no adhirió a la ley de creación del programa en salud sexual y procreación responsable, la ley 25673”. Añadió que es ahí donde existe “una avanzada en contra de la anticoncepción, una avanzada en contra de la ESI, eso también hay que empezar a leerlo como una estrategia política”. Además, resaltó el papel de los fundamentalismos, donde “ya no tenemos solamente el lobby católico sino también el evangélico”.

Tres ejes fundamentales de la educación sexual integral

La integrante de Católicas por el derecho a decidir valoró que “a propósito de la implementación de la ESI en las escuelas es que han salido a la luz un montón de casos de abusos”. Puntualizó “que el abuso sexual infantil el 80% es intrafamiliar y tiene como víctimas a niñas y niños que por ahí ni conocen que su situación es de abuso”. Y afirmó que justamente “la educación sexual integral busca la preservación de la integridad sexual de nuestra niñas, niños y adolescentes”.

“Otra cuestión que me parece central es respetar las distintas identidades de género”, afirmó Deza. Lamentó que se esté volviendo “a discutir si el género es una cuestión biologicista o no. El género es una construcción social y eso también enseña la educación sexual integral, a comprender que no es lo biológico lo que nos define en nuestra identidad, sino que hay otras construcciones”. Y ejemplificó con todas las historias de infancias trans que se visibilizan en el propio aprendiza de los vínculos.

Como tercer punto de la ESI, destacó “la responsabilidad en la sexualidad. Nuestro código civil en el año 2015 incorporó la idea de autonomía progresiva, que es reconocer que niñas, niños y adolescentes tienen de acuerdo al grado de madurez derecho a tomar ciertas decisiones”. Por último, reivindicó que se haya dejado el paradigma anterior que define a niñas, niños y adolescentes como “objetos de protección, cuando en verdad son sujetos de derechos”. Alertó que “sobre los silencios es que se tejen las peores historias”.

Audio de la entrevista completa

 

One Comment
  1. Los argentinos no queremos volver a tener CORRUPCIÓN ECONÓMICA y llegar a ser Venezuela, pero tampoco queremos tener CORRUPCIÓN MORAL; porque el gran problema que tenemos en Argentina es que, para conseguir los dólares del FMI nuestro gobierno ha tenido que aceptar lo que le han impuesto los organismos internacionales; es decir, aceptar que se enseñe la Ideología de Género en las escuelas (como ya se está haciendo, aunque la ley aún no ha sido votada). Pero esta enseñanza es abominable porque, está dirigida a que los NIÑOS tengan relaciones sexuales con chicos de su MISMO SEXO, y que CAMBIEN DE SEXO. Por eso es que frente a este problema, si el gobierno no deja de PROMOVER esta ideología diabólica, los CRISTIANOS (católicos, evangélicos, etc.), PROMOVEREMOS a la presidencia a quien está en contra de esta ideología: el candidato presidencial Alfredo Olmedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.