Santiago del Estero: Murió el campesino baleado y prendido fuego en intento de desalojo.

Tras 11 días en terapia intensiva, falleció Héctor Reyes Corvalán, luego de la represión sufrida en el desalojo policial en Sucho Sampa. Intereses empresariales mediante, asesinaron sus perros, desaparecieron sus ganados y quemaron su rancho.

Murió Héctor Reyes Corvalán, quien se encontraba en terapia intensiva luego de la represión policial, desalojo mediante, el pasado 12 de octubre en e paraje de Sucho Sampa, en el departamento Pellegrini, en Santiago del Estero. Tras la decisión de la jueza María Cecilia Paskevicius, en claro beneficio al empresario cordobés Néstor Quesada, que disputa y presiona para quedarse con las tierras hace algunos años, la policía encabezó un operativo que concluyó con la quema de la vivienda de la familia, el asesinato de sus perros, la desaparición de las cabezas de ganado y el campesino prendido fuego. El desenlace, once días después, fue el peor: la muerte del hombre.

Santiago del Estero: violento desalojo empresarial a una familia campesina

Las amenazas y persecuciones empresariales vienen de vieja data. Héctor, como tanta comunidad campesina, resistía los embates privados, apoyados por las fuerzas policiales y, en casos, por el poder judicial de turno. Lo dejó expuesto el Movimiento Campesino de Santiago del Estero, quien sufre cotidianamente las presiones y los balazos empresariales para ceder el derecho a sus tierras. El desalojo a Corvalán y su familia ratifica ese accionar, donde la policía asesinó animales, desapareció otros, y dejó al campesino con el 45% de su cuerpo con quemaduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.