El Gobierno canceló la paritaria docente y Agmer ratificó el paro de 72 horas

El Ejecutivo entrerriano suspendió la reunión de este martes y habló de “métodos coercitivos” por las medidas de fuerza anunciadas. Con Críticas a Landó, Agmer confirmó las medidas de fuerza del 10, 11 y 18 de octubre.

Foto: Agenda Abierta

 

La presidenta del CGE, Marta Landó, fue la voz oficial que comunicó la decisión del Gobierno provincial de suspender el encuentro convocado para este martes con los sindicatos docentes, en el marco de la reapertura de la paritaria. La Funcionaria cuestionó la determinación de Agmer, definida el último viernes, de tres jornadas de paro en suspenso si no hay rectificación oficial sobre los descuentos a los días de huelga y una oferta superadora a los índices oficiales de inflación. La respuesta de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos no se hizo esperar: cuestionó los conceptos vertidos por Landó y ratificó un paro de 48 horas para este miércoles y jueves y otra jornada de huelga para el jueves 18.

“No podemos dialogar bajo métodos coercitivos. La respuesta a nuestra convocatoria fue la amenaza de una medida de fuerza de 72 horas si no cumplimos con cada una de las exigencias establecidas por la dirigencia gremial”, advirtió Landó en un comunicado enviado a Agenda Abierta. “Con lo cual, tal como lo prevé la ley vigente, será la Secretaría de Trabajo la que oportunamente reúna a los miembros paritarios”, detalló la Funcionaria sobre la próxima convocatoria. “Lamentamos profundamente la actitud de AGMER. Pero el diálogo no es coerción”, fustigó.

“Desde la Comisión Directiva Central de Agmer vemos con enorme preocupación la suspensión de la convocatoria que el gobierno de Bordet había realizado para este martes 9 de octubre, en la cual esperábamos que se diera cumplimiento a las demandas del colectivo docente que fueran aprobadas en el último Congreso de la entidad el pasado viernes 5 en la localidad de Ibicuy”, comenzó la respuesta del sindicato docente, en un escrito enviado a este Portal.

La Asociación docente destacó que son “conscientes de la importancia de contar con las escuelas abiertas y llenas de estudiantes, razón por la cual se había resuelto supeditar a lo que surgiera de la audiencia de mañana la ejecución de las medidas de fuerza mandatadas por el conjunto de la docencia entrerriana, aún cuando la patronal viene incumpliendo de forma deliberada con lo establecido por el acuerdo paritario del 21 de mayo, donde el propio gobierno se comprometió a convocarnos para volver a discutir la pauta salarial dentro de los 10 días de conocida la inflación por encima del 19% otorgado, lo cual ocurrió el pasado 15 de agosto”.

Las palabras usadas no fueron casuales. Previamente Landó sugirió que la prioridad del Gobierno  “son los chicos en la escuela y hemos actuado siempre de buena fe”. Destacó que el Ejecutivo no es responsable, “al igual que nuestros docentes, de las variables de la macroeconomía y de los índices inflacionarios que golpean los bolsillos de los trabajadores. Pero la respuesta a nuestra invitación fue una amenaza de medidas de fuerza”.

En declaraciones a Agenda Abierta, Agmer alertó que mientras las y los docentes de la provincia deben “afrontar el vertiginoso incremento en el costo de vida como consecuencia de los aumentos de precios en el combustible, las tarifas de los servicios públicos y los bienes de primera necesidad, la presidente del Consejo General de Educación, Marta Irazábal, ve únicamente lo que define como “métodos coercitivos” entre quienes sostenemos cotidianamente y en condiciones desfavorables las escuelas públicas entrerrianas, cuando lo que debiera hacer es ocuparse de garantizar el cumplimiento de lo acordado en paritaria por el gobierno a través de las autoridades políticas del organismo que ella misma encabeza”.

El Sindicato destacó el compromiso “con la escuela pública y con los derechos de las y los trabajadores de la educación, lo cual no es en absoluto incompatible si se respetan las leyes laborales en las que el gobierno dice ampararse pero de cuyo cumplimiento no da cuenta”. Además, avisó que el Gobierno provincial, “a diferencia de lo expresado por la funcionaria política, no actúa realmente de buena fe y extorsiona a la clase trabajadora con el pago de salarios por debajo de la inflación y la aplicación de descuentos.

“Frente a la voluntad del colectivo docente de esperar a la convocatoria para discutir los salarios a pesar de que ésta llega tarde, la única respuesta de la patronal es suspender la audiencia y ratificar el descuento persecutorio por el legítimo ejercicio del derecho de huelga”, denunció Agmer. “Es posible que el CGE no sea responsable de la macroeconomía y de los índices inflacionarios, como señala Irazábal, pero sí es responsable de cumplir con los acuerdos firmados en lugar de realizar declaraciones que solamente buscan amedrentar la lucha docente por salarios dignos”, cuestionó los dichos de la única voz oficial.

“Es por tal motivo que desde esta conducción provincial ratificamos los paros de 48 horas para el miércoles 10 y jueves 11 y de 24 horas para el jueves 18, llamando al colectivo docente a adherir a estas medidas de fuerza para fortalecer la lucha y volver a demostrar el malestar y descontento frente a las dilaciones del gobierno de Bordet”, finalizó el Gremio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.