Perú: el nuevo gabinete de Kuczynski busca el voto de confianza del Congreso

El presidente Pedro Pablo Kuczynski renovó su equipo de ministros, luego que el Congreso destituyó al gabinete nacional al negarle el voto de confianza. El Parlamento de mayoría opositora deberá darle el voto de confianza a los nuevos funcionarios. Si no lo hace, el presidente puede disolver el Parlamento y llamar a comicios legislativos.

La crisis política atravesó al Gobierno desde mediados de agosto de este año con la huelga de maestros, y alcanzó su punto culminante el 15 de setiembre con la caída del Gabinete Fernando Zavala, cuando el Congreso negó el voto de confianza a todo el Gabinete Ministerial con 77 votos en contra, 22 a favor y 16 abstenciones. El presidente sacó del Congreso a Mercedes Aráoz y la puso al frente de un Gabinete renovado, el mismo que este jueves intentará pasar su primera prueba de fuego en el Congreso. El objetivo es obtener el voto de investidura.

El voto de investidura del Consejo de Ministros es un procedimiento contemplado en la Constitución y en el Reglamento del Congreso, artículo 82. De acuerdo a este reglamento, el Consejo de Ministros debe concurrir al Congreso dentro de los 30 días de haber asumido sus funciones para exponer la política general del Gobierno y debatir las principales medidas que requiere su gestión. Finalizada la discusión, será debatida y votada la cuestión de confianza que planteará Mercedes Aráoz. La votación puede ocurrir en la misma sesión o en la siguiente.

“Hay nuevos aires de trabajar juntos mejor de lo que hemos hecho en el pasado. No es que no se haya trabajado juntos, creo que podemos hacer mejoras en nuestra relación de trabajo”, explicó Aráoz. Tras la sesión del Consejo de Ministros de este miércoles, la premier aseguró que los parlamentarios escucharán con detenimiento su propuesta de gestión, que fue articulada y revisada con detalle por los ministros. “Respetamos al Parlamento; por lo mismo, nuestro discurso explicará detalles de la voluntad de seguir trabajando con ellos, respetando ambos fueros”.

Si bien el voto de confianza se decidirá luego de la exposición que realizará el Gabinete Ministerial, varios grupos parlamentarios ya anunciaron sus posturas. El parlamentario de Acción Popular, Víctor Andrés García Belaúnde dijo que era muy probable que fueran a otorgarle la confianza debido a que existe un buen ambiente entre el Congreso y el Consejo de Ministros. Quien también se pronunció fue el vocero de Fuerza Popular, Daniel Salaverry, quien aseguró que su bancada renovó el compromiso con el Ejecutivo para trabajar en los proyectos que discutieron durante la reunión con Aráoz.

¿Qué pasaría si el Congreso le niega el voto de confianza a este Gabinete?

Ocurriría una crisis política de mayor envergadura por ser el segundo Gabinete rechazado. En ese caso supuesto, el presidente PPK puede disolver constitucionalmente el Parlamento. Si ello ocurre – en un caso extremo – se convoca inmediatamente a elecciones parlamentarias, con resultados difíciles de vaticinar.

No obstante, nada de esto es verosímil en la presente coyuntura de entendimiento entre el Ejecutivo y el Legislativo. Aunque un pequeño grupo de congresistas (Mauricio Mulder, César Villanueva, Héctor Becerril, Víctor Andrés García Belaunde) opina que Aráoz debe pedir disculpas a nombre del presidente PPK, por haber dicho que una comisión congresal actuó como “un circo” llenándolo de insultos, el ánimo general entre los legisladores es una buena disposición con el nuevo gabinete.

Fuente: Nodal, RPP y Diario Correo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *