Capital Federal: miles de estudiantes marcharon contra la reforma educativa

Jóvenes de colegios porteños se movilizaron desde el Palacio Pizzurno hasta el Ministerio de Educación para reclamar la apertura al diálogo por el proyecto oficial.

Miles de estudiantes de escuelas secundarias porteñas, madres, padres y docentes marcharon este viernes desde el Palacio Pizzurno hacia el Ministerio de Educación de la Ciudad, para exigir al Gobierno que prorrogue la implementación de la reforma Secundaria del Futuro y abra la posibilidad de debatir el nuevo plan con expertos en educación y con la comunidad educativa.

La convocatoria fue en el marco del reclamo por el cual todavía hay 29 escuelas tomadas en Capital Federal. De manera simultánea, el defensor de la Ciudad, Alejandro Amor, se reunió con docentes y directivos de más de 40 escuelas, y por primera vez desde que se inició el conflicto, el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, habló sobre las tomas y sobre la reforma.

Amor recibió a los directivos

Dos consignas había en la bandera que encabezaba la columna: “No al Secundario del Futuro” y “Aparición con Vida de Santiago Maldonado”. Atrás, se destacaba la bandera de la Coordinadora Estudiantil de Base, con las siglas en colores estridentes. Si bien el viernes pasado los estudiantes protagonizaron una marcha con idéntico destino, Paseo Colón 225, la reunión del miércoles con la ministra Soledad Acuña no modificó la situación de la reforma. El ministerio mantiene la postura de implementarla en marzo de 2018 y los estudiantes exigen la prórroga para discutirla en profundidad, al menos, durante el año que viene. Además del reclamo por la reforma, los estudiantes subrayaron el pedido por la implementación de la Ley de Educación Sexual Integral y por la puesta en marcha del protocolo contra la violencia de género en las escuelas.

El documento que publicó el Ministerio después de la reunión, el primero oficial del proyecto, fue criticado por estudiantes y docentes. “Una vergüenza que hayan presentado información oficial recién un mes después de haber empezado el conflicto. La reunión del miércoles fue igual de vergonzosa, fue un show político. Lo que presentaron no es un proyecto; no sabemos todavía cuál es el proyecto y no sabemos si ellos saben cuál es. No puede ser que se busque aplicar una reforma en marzo y estando a fines de septiembre no sepamos cuál es el proyecto”, opinó Martín Pont Vergés, del Colegio Nacional Buenos Aires.

Por su parte, la vocera del Centro de Estudiantes de la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano, Antonella Giuso, sostuvo que “el nuevo documento es un poco más general, pero el contenido es el mismo. Dice lo mismo que nos dijo Acuña en la reunión, pero no dice nada sobre el estatuto docente, sobre lo que va a pasar con los colegios artísticos y técnicos, no habla sobre cuestiones pedagógicas ni legales de la reforma. Es vergonzoso que nos presenten este documento que es igual al anterior”.

“Vamos compañeros, hay que poner un poco más el cuerpo/ la educación del pueblo no se vende, la educación del pueblo se defiende”, fue el clásico cántico con el cual los estudiantes avanzaron los primeros metros. La columna cruzó avenida Córdoba y siguió hasta avenida Corrientes, en donde enfiló en dirección al Bajo. Con las banderas de los distintos Centros de Estudiantes y escuelas, los alumnos marchaban por el centro de la avenida, como la médula de la movilización. Más cerca de las veredas, padres y docentes acompañaba al avance. “

Compartimos los reclamos por las falencias que tiene la reforma que plantea el gobierno. Obviamente no creemos que no nos oponemos a analizar una reforma para la educación media, es necesaria, pero no esta reforma que quieren hacer, que es precarizar a los pibes, a los docentes y a toda la sociedad, porque la educación es la base de la sociedad”, dijo Pablo Baldomá, padre de un estudiante del Mariano Acosta. “Reconocemos que son ellos con su lucha, con las tomas, los que han puesto el tema de la educación en la agenda pública y en el debate de la sociedad”, remarcó luego. Como él, Marina, madre de un chico que va Nacional Buenos Aires, explicó que apoyaba las tomas “porque Secundaria del Futuro es una reforma  pautada para empezar en 2018 y no se sometió a ningún tipo de consulta ni de especialistas, ni de la comunidad educativa, ni docentes ni alumnos”. “Se lanzó sin consultar a nadie. Gracias a las tomas se visibilizó este problema, que de otra manera hubiera pasado sin ningún tipo de resistencia ni opinión”, añadió Marina.

“La reunión del miércoles fue un acto político y no hubo representación real de los estudiantes porque muchos se quedaron sin hablar”, aseguró Manuel Ovando, de la Escuela Normal Lenguas Vivas, ante la pregunta de por qué volvían a marchar. “Queremos que se abra una prórroga al menos hasta 2019 para poder discutir la reforma. La ministra tiene que dejar su rol de inmadurez política frente al reclamo legítimo de los estudiantes, que está amparado por la ley Nacional de Educación, la cual obliga a los gobiernos a consultar a la comunidad educativa antes de elaborar cualquier reforma”, añadió.

Fuente Página 12

One Comment
  1. ¡Qué valentía, por favor! Me emocionan los jóvenes que no sólo piensan en su formación sino que también, pueden avizorar la precarización en lo que respecta al trabajo docente, en el último año de cursada. ¡Nunca más vigente que hoy la frase de Pablo Neruda “Podrán cortar todas las flores pero no podrán detener la Primavera”!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *