Rescatan en Chaco a personas que eran sometidas a trabajo esclavo

La Policía Federal interceptó un camión perteneciente al Municipio de Napenay donde 21 personas eran trasladadas. Se constató que se trataba de trabajadores que eran sometidos a trabajo esclavo en un campo privado.

El día martes, efectivos de la Policía Federal de la Delegación Presidencia Roque Sáenz Peña, Chaco, interceptaron un camión de la Municipalidad de Napenay con veintiún personas que sometidas a trabajo esclavo.

En la Ruta 16, entre las localidades de Pampa del Infierno y Los Frontones, al requisar un camión, comprobaron que veinte adultos y un menor eran transportados en la parte de la caja, tapadas por una lona. Desde la fuerza explicaron que las personas “manifestaron ser víctimas de explotación laboral y haber pasado los últimos veinte días trabajando a destajo en el desmonte de un campo ubicado sobre la ruta”.

La policía corroboró que se trataba de personas que realizaban trabajo esclavo de desmonte en un campo privado de los Frentones. Estos eran sometidos a trabajos en condiciones infrahumanas, sin horas de descanso, sin agua, obligados a vivir en tiendas de plástico, y en condiciones de malnutrición.

Luego de detener el camión, el comisario Gustavo Ghiglione se comunicó con el intendente de Napenay, Carlos Balbuena, de donde eran oriundos los trabajadores y dio parte al Juzgado Federal de Roque Sáenz Peña, a cargo de Jorge Bosch. El intendente Balbuena expresó que un empleado municipal lo alertó sobre lo que estaba sucediendo, a raíz de los dichos de un familiar que había logrado escapar. Ante la urgencia, decidió enviar directamente un vehículo hasta la finca para “para traer a la gente” y no radicó la denuncia en sede policial.

Balbuena también expresó: “Los que rescataron a estos compueblanos desde un campo ubicado entre las localidades de Pampa del Infierno y Los Frentones fuimos nosotros, y no tenemos nada que ver con la situación de explotación por la que están pasando estos vecinos de nuestra localidad.”

Los pormenores aún resultan confusos, pero la investigación judicial está en curso. Incluso se investiga si el propio campo en el que explotaba a estos trabajadores pertenecía a la Municipalidad.

Fuente: Tiempo Argentino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *